espectaculos

Domingo, 16 de octubre de 2016

MUSICA › SHOOT THE RADIO, LA BANDA DE ZETA BOSIO Y FERNANDO MONTEMURRO

Rock sinfónico visto desde el tecno

El ex Soda Stereo se calza el bajo por primera vez en un proyecto propio después de la disolución del trío, con un sonido diferente al del pasado. Opera Galaxy, el primer disco de la dupla, aparecerá la próxima semana.

 Por María Zentner

Para Bosio y Montemurro todo comenzó tomando vino y escuchando vinilos de Alan Parsons.

Los protagonistas de esta historia cuentan que todo surgió tomando vino y escuchando vinilos de Alan Parsons. Auspicioso comienzo y vertiginoso desarrollo: escuchar un demo, decir “esto es buenísimo”, grabar un tema, compartirlo en redes y sentir la convicción de que ése era el principio de algo más grande, que quedaba bastante más por hacer. Así nació de Shoot The Radio, la banda con la que Zeta Bosio se cuelga el bajo por primera vez para un proyecto propio desde la despedida de Soda Stereo, junto a Fernando Montemurro (ex Los Sueños de Anderson). Entre esa tarde de vino y música y el día de hoy, el lanzamiento de un disco, Opera Galaxy, en el que el dúo revisita el rock sinfónico/progresivo de los años ‘70 desde la música electrónica actual, que estará disponible a partir del 21 de octubre en formatos físicos y digitales.

“Cuando terminó Soda, me quedé muy peleado con la situación de haber querido seguir con una historia y no haber podido continuarla, de no haber podido llevar las cosas al lugar que quería. Me quedó esa frustración y, a partir de ahí, me quise dedicar a otra cosa. Sentí como que volvía a la adolescencia. Soda me dejó de vuelta en ese lugar: en el que era cuando tenía 20 años. Tenía que empezar todo de vuelta”. Así recuerda Zeta Bosio los primeros momentos post Me verás volver. Mucho pasó hasta que sintiera nuevamente la necesidad de ponerse al frente de una banda propia. Hasta que, finalmente, ocurrió el encuentro: la tarde, la charla, el vino y, por supuesto, la música. “La idea me encantó desde el primer momento, sobre todo porque, de movida, no tenía nada que ver con mi banda anterior”, explica Bosio, y Montemurro completa: “Era un lugar peligroso de caer, parecerse a Soda. Si bien nunca lo planeamos ni para un lado ni para el otro”.

–Rock sinfónico y electrónica también tiene su peligro.

Zeta Bosio: –Bueno, en realidad tienen un emparentamiento. Porque los primeros sintetizadores son los que dan comienzo al rock sinfónico.

Fernando Montemurro: –En el estudio sentimos este proceso bastante natural. No tuvimos que forzarlo. La combinación de secuencias análogas con sonidos orquestales, timbales, trombones... lo veíamos mientras iba sucediendo. Quisimos darle ímpetu, ese espíritu épico. Nos planteamos una sola cosa: que lo que hiciéramos, sobre todo él, viniendo de un proyecto tan importante como Soda, tenía que tener personalidad.

–En el disco logran un sonido retro futurista, casi cinematográfico. ¿Cómo van a hacer para recrear esa atmósfera en vivo?

Z.B.: –El show es rapidísimo, aplastante. Es un show de rock. Al estar armado de una forma en que casi no hay baches, es como ver la película en vivo.

F.M.: –Hay una palabra que define todo esto y que es “experiencia”. Podés vivirla en tu casa con el disco, que es para escuchar entero y en orden, no para picar. El show tiene una dinámica diferente, mucho más explosiva. Es una hora de inmediatez.

–¿Cómo se maneja desde la producción de un disco con tantos detalles y planos sonoros el hecho de que en la mayoría de los casos vaya a ser reproducido en dispositivos que no están preparados para dar cuenta de esas sutilezas?

F.M.: –Cuando componés un disco como el que hicimos nosotros, no podés ponerte a pensar en la plataforma en la que se va a escuchar, porque las plataformas hoy son volátiles. Nosotros pensamos el disco con el mejor audio posible. Si el que escucha es una persona a la que no le interesa ese aspecto y lo reproduce en un dispositivo horrible, bueno, es su elección. Pero no puedo diseñar un disco para que se escuche bien en un celular. Es como presentar un plato de comida: cocinamos con los mejores ingredientes, lo más rico que podíamos hacer. Después, si el comensal elige llenarlo de mayonesa...

Z.B.: –Cuando uno trabaja con convicción, tratando de imponer artísticamente una idea, corre con la de que lo entiendan o no lo entiendan. Eso lo tengo clarísimo. No estamos buscando para nada el hit del verano ni la masividad total. Si sucede, buenísimo. Estamos buscando gente que comprenda lo que vinimos a hacer y que disfrute de esto como nosotros.

–¿Cómo piensan que los fans de Soda se tomarán este nuevo proyecto? ¿Les preocupa?

Z.B.: –Es que los fans de Soda Stereo van a seguir siendo fans de Soda Stereo. No tienen por qué ser fans de lo nuevo. Ni de la banda de Charly ni de la banda mía. Creo que es lo mismo que pasó con Gustavo: hay fans de Soda y hay fans de Gustavo. Creo que con Soda armamos un público muy grande, respetando a cada individuo, porque tratábamos de hacer los arreglos y las cosas creyendo genuinamente que la gente era capaz de escuchar. Por eso nos respetaban: porque nosotros fuimos los primeros en respetarlos a ellos. El público es libre de sentirse seducido y de decidir lo que quiera sin perjuicio de lo otro. Algún fan de Soda, seguramente, vamos a tener. Algunos nos van a odiar…

F.M.: –La consigna es escucharlo. Si después no te gusta, tenés todo tu derecho a criticarlo, pero te invitamos a escuchar el material.

Z.B.: –Respeto a todos y lo bueno es que, hoy en día, todos nos podemos expresar. Hay que estar abierto a todo, escuchar todo. Escuchar las críticas e ir para adelante. Me parece que es una cuestión de convicciones. Así somos los artistas: convicción, motivación y empecinamiento.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared