EL PAIS › DIRIGENTES Y FUNCIONARIOS DEL OFICIALISMO CRITICARON LAS DECLARACIONES DEL SENADOR SANTAFESINO

A los pelotazos contra Reutemann

Los dichos del ex gobernador sobre los Kirchner fueron duramente respondidos por gobernadores y legisladores, quienes los consideraron “lamentables” y “agraviantes”. Sólo Das Neves lo apoyó en parte.

Las declaraciones del senador Carlos Reutemann contra el matrimonio Kirchner dispararon ayer reacciones en todo el arco oficialista y sólo consecharon el apoyo, al menos en parte, del gobernador chubutense, Mario Das Neves. Los referentes del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados, Agustín Rossi, y en el Senado, Miguel Angel Pichetto, replicaron duramente los dichos del ex gobernador de Santa Fe, calificándolos como “agraviantes” y “típicos de campaña”. El líder de la CGT, Hugo Moyano, también salió al cruce del Reutemann y aseguró que “desde el punto de vista político, no existe”. A ellos se sumaron el presidente provisional del Senado, José Pampuro, el diputado kirchnerista Carlos Kunkel y los gobernadores de San Juan, José Luis Gioja, y de Tucumán, José Alperovich. En un acto con productores agropecuarios, el ex corredor de Fórmula 1 había afirmado que, “con tal de que cuando (Néstor y Cristina) se vayan en el 2011 no se hayan afanado la Casa Rosada y la Plaza de Mayo, los argentinos vamos a estar contentos”.

El titular del bloque de senadores oficialistas, Miguel Angel Pichetto, calificó como “verdaderamente lamentables” las “agraviantes declaraciones” del senador peronista Carlos Reutemann. De esta manera se sumó a la inmediata respuesta por parte del jefe de bloque del FpV en Diputados, Agustín Rossi, quien había tildado a su comprovinciano de “genuflexo” con el menemismo y sus políticas, y había afirmado que sus declaraciones son características de “una campaña electoral”.

“Luego de que estuvo ausente durante varios meses de la discusión política argentina resulta inoportuno que haya decidido retornar a través del agravio y con manifestaciones cuyo único objetivo es ofender”, expresó Pichetto. El rionegrino agregó que son “declaraciones altisonantes que tienen por objetivo salir en la tapa de algún gran diario”. En el mismo sentido, Pichetto subrayó que “Reutemann se ha vuelto a equivocar, ya que si lo que quiere es ser candidato debería formular propuestas”. Y además advirtió que “si continúa con esta estrategia de hacer aseveraciones sin sustento, lo que logra es generar zozobra y angustia en la sociedad”.

También Hugo Moyano salió al cruce de las declaraciones contra la Presidenta y su marido. El secretario general de la CGT afirmó que “desde el punto de vista político” Reutemann “no existe”, por lo que las afirmaciones que realice lo tienen “sin cuidado”. “Ni siquiera los exabruptos le salen bien. Solamente lo tienen algunos medios para lanzar este tipo de estupideces que dice a cada momento”, aseveró el camionero, quien días atrás había considerado que el ex piloto de Fórmula 1 había “abandonado” la carrera presidencial hacia 2011.

“Todo el mundo sabe en Santa Fe que se postuló para senador para evitar el juicio que tiene por la inundación de la ciudad de Santa Fe. Propuesta política nadie le conoce ninguna”, aseguró Moyano. En la misma sintonía se expresó el dirigente de los trabajadores judiciales, Julio Piumato.

El presidente provisional del Senado, José Pampuro, evitó referirse explícitamente sobre su par santafesino, pero estimó que “ante la virulenta escalada de ofensivas para la investidura presidencial, como senador las descalifico y sugiero evitar agresiones verbales”.

También el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Alberto Balestrini, opinó sobre el ex gobernador santafesino. “Se despistó y mal”, aseguró el bonaerense, al tiempo que calificó sus afirmaciones como “agraviantes e irresponsables”. Argumentó que el senador demostró un “desconocimiento de cuál es el rol que debe tener un dirigente que no comparte decisiones del gobierno nacional”.

El diputado kirchnerista Carlos Kunkel, por su parte, replicó con dureza a Reutemann y le sugirió que “contara qué hizo con la plata que recibió para hacer las defensas de la ciudad de Santa Fe y que finalmente se inundó”, cuando era gobernador de la provincia. “Lo que nosotros no vamos a dejar, seguro, son los cadáveres que él dejó en las plazas de Santa Fe y Rosario el 19 y 20 de diciembre” de 2001, remató Kunkel.

Los gobernadores de San Juan, José Luis Gioja, y de Tucumán, José Alperovich, también denostaron el tono con el que se expresó el ex automovilista. Gioja sostuvo que “la gente está cansada de la chabacanería, del insulto, del agravio. La gente lo que quiere es vernos trabajar y no quiere más insultos”. Y pidió “recrear climas que hagan al consenso y no a los enfrentamientos”. Alperovich se mostró sorprendido por las declaraciones de Reutemann y afirmó que “lo creía un señor serio, no me lo imaginaba usando esos términos”.

También se pronunciaron de manera adversa a los dichos del santafesino el diputado y apoderado del PJ Oscar Landau y el legislador porteño Francisco Nenna, al igual que el secretario general de la Juventud Peronista bonaerense, José Ottavis.

Sólo el precandidato presidencial Mario Das Neves, gobernador de Chubut, apoyó los dichos del senador peronista, cuestionando que las provincias “estén mendigando” recursos presupuestarios a la Nación. “Me parece que nos merecemos más respeto”, señaló. Sí le reclamó a Reutemann que, si conoce hechos de corrupción como los que aludió, presente la denuncia ante la Justicia. Finalmente, el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, rehusó opinar del tema pero deslizó que a pesar de “tener derecho” a expresarse, Reutemann es “esclavo de sus palabras”.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Reutemann.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared