EL PAIS › HOY A LA MAÑANA, NESTOR KIRCHNER SE IRA DE ALTA TRAS LA OPERACION DE CAROTIDA

Más que pingüino, un león encerrado

El ex presidente fue trasladado ayer de terapia intensiva a una habitación común. “Se tiene que ir sí o sí mañana (por hoy). Está como un león encerrado”, graficó un médico. “Hay Kirchner para rato”, anunció Cristina Fernández en un acto en la Rosada.

Néstor Kirchner abandonó la terapia intensiva y hoy mismo sería dado de alta, luego de una rápida recuperación tras la cirugía a la que fue sometido el domingo por la tarde para remover una placa de la arteria carótida derecha. “Se tiene que ir mañana sí o sí, está como un león encerrado” graficaron fuentes del Sanatorio de Los Arcos a Página/12, donde fue intervenido y permanece internado el ex mandatario, que fue trasladado ayer poco antes del mediodía a una habitación común. Allí recibió la visita de su mujer, la presidenta Cristina Fernández, del gobernador bonaerense Daniel Scioli y de varios allegados, con quienes ya comenzó a trabajar en los pasos a seguir a partir de hoy, cuando regrese a la quinta de Olivos. “Su habitación se llenó de gente, empezó a tener reuniones, ya parece la Casa de Gobierno”, confió un testigo directo. Un parte médico y la misma Presidenta confirmaron que, a partir de hoy, el diputado retornará paulatinamente a sus tareas habituales.

“Hay Kirchner para rato”, dijo Cristina Fernández ayer al mediodía en el Salón de las Mujeres de la Casa de Gobierno, durante el acto en el que anunció un aumento para los jubilados y pensionados, y que aprovechó para dar las buenas nuevas sobre la salud de su marido. La Presidenta además aprovechó la ocasión para resaltar la figura de quien fuera su predecesor en el cargo, y aseguró que él la “enorgullece”, no sólo en lo cotidiano sino “como militante y dirigente” nacional.

“En una Argentina que siempre vio cómo, entre cuatro paredes, los presidentes tomaban decisiones impuestas desde afuera”, Kirchner “no sólo construyó una Argentina diferente en materia de trabajo, seguridad social, sino esencialmente en materia de autoridad política, de poder político”, elogió la mandataria. “Las decisiones –insistió–, se esté de acuerdo o no, se compartan o no, se toman aquí en la Casa Rosada donde la gente cada cuatro años deposita su voto y da confianza a los dirigentes.”

Luego de concluir con ese acto, Cristina Fernández visitó a su marido en la clínica, donde permaneció hasta media tarde. Allí aseguró a la prensa que el santacruceño “está bárbaro, en una habitación común” y adelantó: “Mañana, calculo que a las 11.30, estaremos saliendo del sanatorio”. El parte de salud oficial entregado alrededor del mediodía confirmaba esta información y agregaba que la evolución del paciente “continúa siendo favorable, en plan de pre-alta”, por lo que la de ayer sería su última noche de internación.

El gobernador bonaerense Daniel Scioli, ex compañero de fórmula de Kirchner durante su mandato, también visitó la clínica, un poco antes del mediodía. El ex motonauta estuvo con el santacruceño durante casi una hora y media y a la salida aseguró que lo encontró “muy bien de ánimo”. Scioli aprovechó para destacar “el accionar preciso de los médicos, que no dudaron y fueron rápidamente tomando decisiones para que él pueda estar hoy muy bien”, y aseguró que realizó la visita “como amigo, por las luchas compartidas” a lo largo de los últimos años.

Otro que se acercó a visitar al ex presidente fue el dirigente del sindicato de judiciales y diputado nacional, Julio Piumato, quien fue en representación de Hugo Moyano, que no pudo acercarse al sanatorio porque sufrió una pequeña fractura en un pie, según informó. El gremialista manifestó su sorpresa por el hecho de que ningún dirigente de la oposición se haya preocupado por la salud de Kirchner: “Me sorprende que no haya venido nadie de la oposición a visitarlo”, dejó caer. Por su parte, el titular de la CGT, en declaraciones radiales, confirmó que esperan a que en marzo el santacruceño reasuma la conducción del PJ. “Por supuesto que queremos que vuelva”, reiteró.

Néstor Kirchner fue intervenido quirúrgicamente en la tarde del domingo, luego de que sufriera un pequeño accidente cerebrovascular que le produjo molestias y pérdida de movilidad en el brazo izquierdo. Tras ser revisado en una clínica de Olivos, el diputado fue trasladado al Sanatorio de Los Arcos, en el barrio de Palermo, donde se llevó a cabo la operación para remover una placa de la arteria carótida derecha, donde estaba la fuente del problema. Pocas horas después, ya estaba totalmente recuperado.

Compartir: 

Twitter
 

Kirchner será dado de alta tras la rápida recuperación de la cirugía en la arteria carótida.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared