EL PAIS › MEDIDAS QUE EVALUA EL GOBIERNO

Estrategia social

 Por Martín Piqué

El Gobierno venía evaluando la posibilidad de anunciar junto al aumento de las jubilaciones un paquete más amplio de medidas que promovieran el consumo y la actividad económica. El ajuste del 8,21 por ciento que el titular de la Anses, Diego Bo-ssio, anunció ayer desde el Salón de las Mujeres de la Casa Rosada cumplió con lo que se había previsto. Pero cumplió sólo con una parte –acaso una etapa– de los planes oficiales. Según pudo saber Página/12, este alza producto de la Ley de Movilidad Jubilatoria es sólo el primer capítulo de una batería de medidas que pretenden dinamizar la economía y resguardar el poder adquisitivo de los trabajadores. Justo el mismo día en que la Presidenta reconocía el aumento del precio de la carne –en Ituzaingó, donde encabezó un acto con el intendente Alberto Descalzo–, el Gobierno comenzaba a preparar una campaña de difusión para tratar de evitar las remarcaciones.

Otra posibilidad que se está empezando a analizar –sin ningún apuro y con un análisis muy pormenorizado por lo que significa para el fisco– es subir el importe de la Asignación Universal por Hijo.

A principios de noviembre, cuando se puso en marcha la universalización de las asignaciones familiares, en la Casa Rosada analizaron su impacto fiscal. La asignación implicaba una retribución mensual de 180 pesos por hijo, pero también subsumía el presupuesto de otros programas sociales. Eso llevaba el costo fiscal a alrededor de 10 mil millones de pesos. Las alternativas mayores evaluadas antes de hacer el anuncio tenían obviamente un costo fiscal proporcionalmente más elevado.

Esas previsiones tienen hoy mucha actualidad. En el Gobierno no descartan que en un plazo no muy largo se aumente el importe de la Asignación Universal por Hijo: eso obligaría a incrementar el adicional que reciben como salario familiar los trabajadores en blanco con hijos a cargo. En cualquier caso, desde el oficialismo piden que se maneje el tema con cautela y moderación. Quieren evitar que el análisis de la factibilidad fiscal de un aumento derive en expectativas que no se puedan cumplir en lo inmediato. “Hay que ver si tenemos resto como financiar algo que tiene impacto fiscal. Es muy complicado si se generan expectativas”, dijeron a Página/12 desde el Palacio de Hacienda.

En el corto plazo, el Gobierno ya tiene decididas varias iniciativas que implican una menor asignación presupuestaria: poco después de iniciado el ciclo lectivo, el Ministerio de Educación cumplirá finalmente con la entrega de 250 mil computadoras portátiles. También se promoverá el secundario gratuito y se lanzará una campaña de vacunación gratuita contra la Gripe A. Sin embargo, si se juzga las medidas por su impacto en el nivel de actividad económica, los anuncios importantes pasarán por los aumentos de jubilaciones y también por una eventual actualización del salario familiar y del monto distribuido como seguro universal por hijo.

Pero cualquier recomposición del poder adquisitivo podría verse afectada si los formadores de precios deciden remarcar los productos en vez de invertir para ampliar la oferta de bienes.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared