ECONOMIA › AEROLINEAS ANUNCIARA MAS VUELOS DIRECTOS AL INTERIOR

Esfuerzos para mantener la línea

 Por Cledis Candelaresi

El secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, y el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, anunciarán en las próximas horas dos decisiones que apuntan a revilatizar la línea de bandera. El nuevo plan de vuelos domésticos, a partir del 14 de marzo, eliminaría las escalas y multiplicaría las frecuencias a casi todos los destinos domésticos. Además, se llamará a concurso de propuestas para el alquiler de aviones, una variante al acuerdo de compra que se trató infructuosamente de cerrar con Airbus.

En la compañía reestatizada se lo denominan simplemente “el RFP (Request For Proposal)”, en alusión a un sistema de rejuvenecimiento de flota que es habitual en el mundo aerocomercial, pero que hacía un par de décadas ya no se utilizaba en la compañía de bandera. Una de las opciones habilitadas por este mecanismo consiste en canjearles a los leasors (propietarios de las aeronaves alquiladas en leasing) las aeronaves más antiguas por otras más modernas, con el correspondiente ajuste en el precio del alquiler. Con esta modalidad, Aerolíneas aspira a incorporar 38 aviones de fuselaje angosto y 15 anchos, básicamente para vuelos al exterior.

Optar por el RFP implicó dar por abortado un acuerdo con Airbus que la gestión de Recalde, a instancias del área legal de Planificación, intentó cerrar con los europeos para la compra de un paquete de aviones para rutas de largo alcance. El convenio se fue reformulando y de poco más de treinta aviones a comprar se redujo a catorce, para derrapar sin vueltas y sin que se dieran detalles del porqué de esa caída.

La fallida contratación fue estimulada por la idea de que Aerolíneas heredase un convenio que había celebrado Marsans tiempo atrás, anticipando un monto como seña que, oficiosamente, se estima en 200 millones de dólares. Los españoles desistieron de su compra, de modo tal que transferir el acuerdo al Estado argentino les habría permitido recuperar el dinero desembolsado.

Mientras que en los tribunales locales continúa el juicio de expropiación, la gestión de Recalde intenta reposicionar en el mercado a la dupla Aerolíneas-Austral. Desde mediados del mes próximo habrá un aumento generalizado en las frecuencias de cabotaje a casi todos los destinos. Un caso emblemático quizás sea el de Rosario, que tendrá una frecuencia diaria o los dos vuelos por día a San Juan. Esto se suma a la decisión ya ejecutada de unir puntos estratégicos para el turismo como Salta con Iguazú o Mendoza, sin pasar por Buenos Aires.

Los números vienen bien, considerando la crítica situación de la empresa. En diciembre tuvo un quebranto de 29 millones de dólares, la mitad del que había registrado a mitad de año. Y, según especulan en las oficinas de Bouchard, el grupo podría llegar al déficit cero antes de que el Gobierno termine su mandato.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared